Press "Enter" to skip to content

Poder y espectáculo en la frontera sur de México

La demostración de fuerza de México cuando las caravanas se acercan a la frontera sur oscurece la realidad diaria de la disuasión y el cumplimiento de la inmigración.

Las sirenas de la policía sonaron por las calles de Ciudad Hidalgo, Chiapas. Equipados con equipo antidisturbios, miembros de la Guardia Nacional marcharon por las calles de este pequeño pueblo fronterizo, flanqueados por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), preparados para detener a la caravana hondureña que inició su recorrido el 13 de enero desde San Pedro. Sula. Esta parafernalia militar fue la última de una larga lista de acciones del gobierno mexicano para prevenir la migración centroamericana a Estados Unidos.

La demostración de poder militar del gobierno mexicano en respuesta a la caravana que se acercaba a su frontera sur reafirmó su aversión a la inmigración centroamericana y el compromiso del gobierno de Andrés Manuel López Obrador con los intereses estadounidenses.

Pero también revela una tendencia más reciente, la última etapa del discurso y la práctica de México sobre la inmigración: el espectáculo del nacionalismo en las redes sociales y el heroísmo publicitado de las fuerzas de seguridad mexicanas. Este espectáculo tiene el doble objetivo de reforzar los sentimientos nacionalistas y desviar la atención de prácticas menos heroicas, como la continua detención y deportación de niños, niñas y adolescentes o actos racistas contra las mujeres migrantes.

Be First to Comment

Leave a Reply